20,673,893 Páginas vistas Escríbanos Mapa
A A A
Glosario
Búsqueda

Bookmark and Share

SEXO Y BRUJERIA


El pensamiento mágico típico de las eras primitiva, ha persistido hasta nuestros días. Diariamente se ofrece "la buena fortuna", la lectura "del futuro", y hasta "la suerte en el amor". En occidente los diarios publican mas secciones de horóscopos y adivinos que de ciencia. Desde luego que todo esto se considera una simple diversión, tanto así que existe un juego de mesa que se promociona y se vende con estos fines.

El asunto deja la inocente apariencia de un juego cuando el servicio ofrece curar enfermedades incurables. Son crueles las anécdotas de diabéticos que cambiaron su insulina, por un frasco con agua de colores que prometía éxitos monumentales y rotundos. Son traumáticas las historias de pacientes con cáncer en etapas avanzadas que vendieron sus bienes para comprar esas "efectivas" y honerosas curaciones.

En el campo de la sexualidad la magia también se hace presente con inusitada frecuencia. Son muchas las personas que recurren a "maestros" que "hacen trabajos" para curar las disfunciones sexuales partiendo del supuesto que las fallas sexuales son producto de "maleficios" o "hechicería".

Es doloroso observar individuos que se les ha indicado que la resolución de su problema sexual reside en romper el embrujo y que esto se consigue tomando un saco de tela rojo, con plumas de gallina y de espaldas tirarlo a un río. Como evidentemente el problema no se resuelve, el "docto" alega que debe consultar con cierta regularidad porque "el trabajo" que le hicieron es muy fuerte.

No se crea que esto es raro en Latinoamérica, no, la creyenceria esta imbuida en los vicios del pueblo, gobernantes y gobernados, citadinos y pueblerinos, ricos y pobres tienden mas a creer en las curaciones fáciles, que en asumir una serie de cambios en la forma de vida que le permitan superar los problemas sexuales o maritales.

Es más fácil pagar una bruja que cura la impotencia que dejar el licor, es más fácil beber una poción mágica para recuperar el deseo sexual que dejar el tabaco, es más fácil comprar un amuleto para evitar fallos sexuales que bajar de peso y hacer ejercicio.

Es cierto que a todos nos gustaría que existiera la cura mágica, que una pomada o una loción dieran un mejor desempeño sexual, o que disminuyera los conflictos maritales, pero así no es el orden de la Naturaleza.

Los problemas maritales y las disfunciones sexuales tienen múltiples orígenes, sea en los hábitos sexuales erróneos aprendidos, en los profundos problemas psicológicos o mas frecuentemente en las enfermedades físicas, situaciones que no se resuelven con remedios mágicos. Tal vez sorprenda este tema, pero los problemas sexuales tienen más posibilidad de curación cuanto más temprano se consulte. Gastar tiempo en falsas recomendaciones no sólo da un pronóstico sombrío al retardar la consulta, sino que también puede desmotivar al paciente y lesionar su autoestima.

Temas Relacionados

Infomación Sexual