18,785,428 Páginas vistas Escríbanos Mapa
A A A
Glosario
Búsqueda

Bookmark and Share

Anticonceptivos
CONSIDERACIONES ESPECIALES

¿Qué debemos saber para empezar a usar estos medicamentos?

 

Los anticonceptivos hormonales son medicamentos muy nobles, en algunas personas pueden provocar trastornos importantes. No hay un tipo de anticonceptivo hormonal que sea mejor que los demás. La amplia gama existente en la actualidad, se ha creado tratando de llenar las diversas necesidades de anticoncepción de las mujeres.


 

CONCEPTOS GENERALES

Todos los anticonceptivos descritos en esta página pertenecen al gran grupo de los anticonceptivos hormonales, que son aquellas sustancias cuya estructura química es similar a la de las hormonas del cuerpo y, además, poseen la capacidad de impedir el embarazo.

Estos fármacos suelen ser muy nobles, pero en algunas mujeres se pueden presentar diversas reacciones. Por eso es indispensable que sea el médico quien determine cuáles mujeres pueden beneficiarse con esta anticoncepción, y que evalúe cuál anticonceptivo es el más recomendable para cada paciente.

No hay un tipo de anticonceptivo hormonal que sea mejor que los demás. La amplia gama existente en la actualidad, se ha creado tratando de llenar las diversas necesidades de anticoncepción de las mujeres.

Cuando se utiliza de la manera correcta, la anticoncepción hormonal es muy efectiva y la posibilidad de embarazo es sumamente baja. Además, suele ser tolerada por la mayoría de las mujeres. Sin embargo, toda mujer debe conocer bien cómo se utiliza, ante cuáles situaciones debe consultar de inmediato, cuándo suspenderla y cuáles efectos secundarios son esperables.

Precisamente, en esta sección se presenta información sobre los beneficios, efectos secundarios más importantes, ventajas, desventajas, contraindicaciones más frecuentes, posibles complicaciones, principales interacciones con otros medicamentos, efectos sobre la vida sexual y algunas de las situaciones en las que se debe suspender la anticoncepción y acudir de inmediato a la consulta médica.

Para facilidad del visitante nos referiremos a las pastillas anticonceptivas combinadas, a la minipíldora, al implante anticonceptivo, al parche anticonceptivo, al anillo vaginal y a las diversas inyecciones anticonceptivas, con el nombre de anticonceptivos hormonales.

EFECTOS BENEFICOS

Cuando el embarazo es un peligro

Aunque resulte redundante, el primer gran beneficio de los anticonceptivos reside en que evitan el embarazo. Esto es de vital importancia en aquellas mujeres en las cuales un embarazo pone en peligro su propia vida y la vida del infante.

Muchas mujeres se encuentran en esa encrucijada. Antes del advenimiento de los anticonceptivos de alta eficacia, la única recomendación médica consistía en la abstinencia sexual, que, como se comprenderá, con frecuencia no era acatada por la mujer o por su pareja, o provocaba fuertes distanciamientos dentro del vínculo.

Hoy el panorama es distinto. La enorme variedad de métodos anticonceptivos nos permite brindar una anticoncepción de alta eficacia a la inmensa mayoría de las mujeres, aun cuando padezcan de enfermedades importantes.

A continuación se presentan algunas de las enfermedades que convierten al embarazo en un riesgo de salud inadmisible según la Organización Mundial de la Salud:

• Derrame cerebral
• Cáncer de endometrio
• Cáncer de ovario
• Cáncer de mama
• Ciertas enfermedades del corazón
• Cirrosis
• Diabetes en ciertas etapas
• Ciertas enfermedades venéreas, como el sida
• Tumores hepáticos, como el hematoma
• Presión arterial severa o de difícil manejo
• Ciertas variantes de la tuberculosis
• Mutaciones trombogénicas
• Anemia drepanocítica
• Esquistosomiasias
• Enfermedad trofoblástica maligna

¿Es cierto que los anticonceptivos hormonales son beneficiosos para la salud?

Muchas personas creen que los anticonceptivos hormonales solo sirven para planificar. En realidad, cumplen varias funciones en el organismo y se utilizan en la prevención y tratamiento de muchas enfermedades.

Leí en una revista que la anticoncepción hormonal contribuye a prevenir diversos tumores. ¿Cómo cuáles?

Algunos anticonceptivos hormonales disminuyen de manera considerable el riesgo de padecer de:

• Quistes en el ovario
• Tumores benignos del seno
• Tumores benignos de la matriz
• Cáncer de endometrio
• Cáncer de ovario
• Probablemente ciertos tipos de cáncer de ovario

¿En cuáles enfermedades ginecológicas se utilizan como tratamiento los anticonceptivos hormonales?

Los anticonceptivos hormonales se utilizan en el tratamiento de diversas enfermedades ginecológicas, como:

• Sangrados menstruales excesivos
• Sangrados menstruales prolongados
Endometriosis
• Menstruaciones irregulares
• Dolor menstrual
• Síndrome premenstrual
• Síndrome del ovario poliquístico
• Quistes benignos del ovario
• Tumores benignos del útero
• Lesiones precancerosas y cancerosas del útero
• Cáncer de endometrio
• Esterilidad
• Miomas o fibromas uterinos

¿Es cierto que los anticonceptivos se utilizan en el tratamiento de enfermedades que no son ginecológicas?

Como hemos señalado a lo largo de este libro, los anticonceptivos tienen múltiples efectos benéficos para la salud que exceden el campo de la ginecología. Así, son muy usados en el tratamiento de:

• Obesidad
• Acné
• Hirsutismo
• Osteoporosis

¿Cuáles enfermedades previenen los anticonceptivos hormonales?

En la actualidad es muy común que la anticoncepción hormonal se utilice en la prevención de las siguientes enfermedades:

• Osteoporosis
• Anemia por sangrados excesivos
• Embarazo ectópico
• Enfermedad pélvica inflamatoria
• Artritis reumatoide

VENTAJAS

Los anticonceptivos hormonales ofrecen una serie de ventajas que los convierten en métodos sumamente aceptados. A continuación mencionamos algunas de las ventajas generales de la anticoncepción hormonal:

• Posee alta efectividad cuando se usa correctamente.

• A diferencia de otros métodos, como el preservativo o las cremas vaginales, este método no interrumpe el acto sexual, de manera que propicia la espontaneidad.

• No requiere la colaboración de la pareja, situación sumamente ventajosa en nuestra cultura occidental.

• Permite la privacidad de las mujeres con vida sexual al margen de los cánones sociales, como las solteras, divorciadas, viudas y adolescentes, quienes pueden beneficiarse de esta anticoncepción de manera discreta, sin que nadie se entere.

• El placer sexual se ve aumentado porque no hay preocupación sobre el riesgo de embarazo.

• Puede usarse a cualquier edad, desde la adolescencia hasta la menopausia.

• Puede ser empleada por mujeres con hijos o sin ellos.

• Se puede interrumpir su uso en cualquier momento.

• Es reversible, pues permite el retorno de la fertilidad un tiempo después de suspendido su uso.

• Admite diversas vías de administración, por lo cual puede usarse en un mayor número de pacientes. Entonces, si la mujer sufre de gastritis puede utilizar las inyecciones, el implante, el parche o el anillo. Si la mujer es olvidadiza, se beneficiará con el implante o la inyección trimestral.

• Existen diversos tipos, lo que posibilite que la puedan usar un número mayor de pacientes. Así, hay preparados para mujeres con diversas condiciones, como acné, obesidad, várices, entre otras.

• Provoca múltiples beneficios al organismo.

DESVENTAJAS

A pesar del sinnúmero de cualidades de los anticonceptivos hormonales, al igual que cualquier otro método presenta varias limitaciones:

• Requiere una mujer disciplinada, que colabore con el método y recuerde la toma de la pastilla o la fecha de aplicación de la inyección, el parche o el anillo, y que esté familiarizada con los pormenores del método. Quizás de esto se deriva el mayor número de fallas.

• No protege contra las enfermedades venéreas. Por eso, en aquellas mujeres sin pareja estable, siempre se recomienda que utilicen adicionalmente el preservativo.

• En ciertas regiones, una limitación por tomar en cuenta es que su prescripción requiere de una evaluación médica y de un control posterior periódico y cuidadoso.

• El hecho de que la Iglesia católica no considere admisible el uso de la anticoncepción hormonal, representa una gran limitante para muchas mujeres creyentes.

• En ciertas mujeres provocan efectos secundarios molestos.

 EFECTOS SECUNDARIOS

¿Son frecuentes los efectos secundarios?

Al igual que cualquier otro medicamento, los anticonceptivos hormonales pueden provocar diversos efectos secundarios. Afortunadamente estos ocurren en muy pocas pacientes y, cuando se presentan, suelen ser leves o transitorios.

Como el organismo asimila bien los anticonceptivos, cerca del 90% de las mujeres no experimenta molestias importantes. Sin embargo, es fundamental consultar en el momento en que se presentan, para que el médico realice una valoración integral.

¿Cuáles son los efectos secundarios más frecuentes?

Los trastornos menstruales y el dolor de cabeza son las molestias más frecuentes en las mujeres que usan la anticoncepción hormonal. Ante su presencia, se debe consultar de inmediato con el médico.

Además del dolor de cabeza y de los trastornos menstruales, ¿cuáles otros efectos secundarios son usuales?

Algunas pacientes pueden presentar acné, alteraciones gastrointestinales, molestias en los senos, cambios en el temperamento, alteraciones sexuales, cambios en el peso, molestias vaginales y algunos tipos de alteraciones menstruales.

¿Existen otros efectos secundarios?

Existe una gran cantidad de efectos secundarios, pero afortunadamente se presentan en raras ocasiones, como: pérdida de cabello, manchas en la cara (llamadas cloasma), elevación de la presión arterial, molestias intestinales, hirsutismo, y elevación de las grasas en la sangre.

Es menos frecuente aun que se presente: intolerancia a los lentes de contacto, agravamiento de las várices y fenómenos tromboembólicos.

Con el fin de brindar una visión integral, a continuación enumeramos aquellos efectos secundarios que se presentan muy rara vez pero que siempre es importante conocer: alteraciones en el hígado, páncreas y vesícula como piedras en la vesícula; ictericia colestásica y colecistopatía; pancreatitis, adenomas hepáticos, carcinoma hepatocelular y problemas con el manejo del azúcar (intolerancia a la glucosa).

Además, los anticonceptivos hormonales pueden empeorar ciertas enfermedades preexistentes, como la corea y la porfiria; anomalías en los ojos; trastornos visuales, como neuritis óptica, trombosis vascular retinal y eritema nodoso; eritema multiforme y síndrome hemolítico urémico.

¿De qué depende que se presenten los efectos secundarios?

Los efectos secundarios son producto de muchos factores, como la dosis, la vía de administración, el contenido hormonal, la susceptibilidad de la paciente, entre otros. Por eso el médico analiza con detalle múltiples factores al momento de indicar un anticonceptivo, con el fin de disminuir la posibilidad de que se presenten molestias o efectos adversos.

¿Es cierto que los anticonceptivos hormonales provocan aumento de peso?

Es importante señalar que, según muchos estudios, en general los anticonceptivos hormonales pueden causar aumentos de peso. Esto es más frecuente con la minipíldora y las inyecciones como la Depoprovera y la inyección bimensual. Afortunadamente estos incrementos en el peso están limitados a dos o tres kilos, y después de los primeros ciclos el peso tiende a estabilizarse.

Sin embargo, en nuestra sociedad, tanto las mujeres que utilizan anticonceptivos como las que no los toman, aumentan de peso de manera considerable año a año por la gran cantidad de comida grasosa y el poco ejercicio que realizan.

¿Es cierto que los anticonceptivos hormonales pueden provocar cambios en el temperamento?

Un número reducido de mujeres experimenta cambios en el estado de ánimo, que suelen ser leves y ceden con el tiempo. No obstante, siempre es importante consultar de inmediato ante la aparición de estas molestias.

En situaciones esporádicas se pueden presentar cuadros depresivos y de fatiga, los cuales requieren una valoración médica inmediata.

¿Los anticonceptivos hormonales pueden provocar picazón vaginal?

Las modificaciones hormonales provocadas por las hormonas de estos anticonceptivos, pueden generar una susceptibilidad a padecer infecciones por hongos, como la cándida. Estos hongos se manifiestan con un flujo blanco y una picazón intensa. Por fortuna esta infección es muy noble y cede fácilmente con tratamientos simples.

¿Es frecuente que los anticonceptivos hormonales manchen la cara?

De acuerdo con algunos estudios, las manchas en la cara se presentan en menos de cuatro de cada cien mujeres que usan la anticoncepción hormonal. Estas manchas parduscas, llamadas cloasma, aumentan con la exposición al sol y disminuyen cuando se suspenden los anticonceptivos, pero no siempre desaparecen. Con los nuevos preparados, que tienen una menor dosis hormonal, este manchado es menos frecuente.

Es usual que la mujer que desarrolla estas manchas con la anticoncepción hormonal, experimente esta misma reacción durante el embarazo.

El Papanicolaou reportó que tenía un ectropium, y el doctor me dijo que era por las hormonas del anticonceptivo. ¿Qué es un ectropium?

El ectropium es una modificación que ocurre en el cuello de la matriz por muchas razones, entre ellas por el uso de los anticonceptivos hormonales. No es una alteración, sino simplemente un cambio normal que no requiere tratamiento y no debe ser motivo de preocupación.

¿Por qué será que desde que tomo anticonceptivos he notado que me sale leche por los pechos?

La salida de leche por los senos es producida por una interacción del contenido hormonal del anticonceptivo sobre ciertas regiones del cerebro encargadas de desencadenar la lactancia. En general, este efecto es relativamente frecuente y no es peligroso, pero es necesario consultar de inmediato con el médico.

¿Los efectos secundarios varían de un tipo de anticonceptivo a otro?

Los efectos secundarios varían según el tipo de anticonceptivo. En general, los anticonceptivos que solo contienen derivados de la progesterona, como la minipíldora, la inyección trimestral, la inyección bimensual y el implante anticonceptivo, producen menos dolor de cabeza; se toleran mejor en el tracto gastrointestinal, por lo cual disminuyen las náuseas, los vómitos y el dolor abdominal; es menos frecuente encontrar manchas en la cara (cloasma), y los efectos negativos sobre la presión arterial también disminuyen. Además, son menos frecuentes las infecciones vaginales por cándida, el aumento de peso y el acné.

Quizás el aspecto más importante de destacar es que no afectan la coagulación, por lo cual los problemas de várices, trombosis, embolismos, infartos y derrames son categóricamente menos frecuentes. Esto permite usarlos en algunas mujeres con várices, tromboflebitis, hipertensas, y en pacientes fumadoras o con problemas para movilizarse.

COMPLICACIONES

¿El uso de los anticonceptivos hormonales puede presentar complicaciones?

La anticoncepción hormonal puede ser sencillamente mortal cuando no la prescribe un médico o cuando no se acude a las citas de control.

Con el uso de estos anticonceptivos se pueden presentar enfermedades de la vesícula biliar, presión alta, tumores en el hígado, alteraciones en el páncreas, infartos, derrames, y ciertos problemas en los vasos sanguíneos llamados tromboembolismos.

Leí que los anticonceptivos hormonales pueden provocar tromboembolismos. Pero no conozco esa enfermedad.

El tromboembolismo es una enfermedad en la cual se forman coágulos que obstruyen total o parcialmente los vasos sanguíneos. En algunos casos, estos coágulos ocasionan cuadros como la embolia pulmonar, el infarto y el derrame cerebral. Los anticonceptivos hormonales aumentan la posibilidad de un tromboembolismo.

¿Es frecuente que ocurra un cuadro de tromboemboismo cuando se utilizan anticonceptivos hormonales?

El riesgo de una trombosis es sumamente bajo, y se reduce todavía más cuando el médico receta el anticonceptivo. En esas condiciones, se calcula que puede afectar a una de cada diez mil mujeres que usan la anticoncepción hormonal.

¿Cuáles factores aumentan el riesgo de sufrir una trombosis?

El riesgo está presente en todas las personas, pero es algo mayor en las que usan la anticoncepción hormonal. También se incrementa en aquellas mujeres obesas, fumadoras, o mayores de treinta y cinco años.

Las mujeres que utilizan los anticonceptivos hormonales, sobre todo aquellas mayores de treinta y cinco años, deben evitar el cigarrillo.

El riesgo es mayor si se padece de presión alta o de ciertas enfermedades del corazón, o si el nivel en sangre del colesterol y los triglicéridos está elevado.

Los factores genéticos también influyen. Las trombosis son más frecuentes en las mujeres que tienen un familiar cercano que ha sufrido un derrame, un infarto o una embolia.

Ciertas situaciones cotidianas aumentan la posibilidad de una trombosis, como las grandes cirugías; los golpes fuertes, sobre todo en los miembros inferiores; las operaciones en las piernas o cuando se inmoviliza una o ambas piernas por mucho tiempo, sea por una enfermedad o por la colocación de un yeso.

¿Los anticonceptivos hormonales producen cáncer?

Como señalamos, las pastillas disminuyen la posibilidad de que se presenten diversos tipos de tumores, tanto benignos como cancerosos.

Existe una gran controversia específicamente con el cáncer de mama. Es muy probable que no; y, en el caso de que aumente el riesgo de este cáncer, este aumento sería muy bajo.

Se cree que las pastillas anticonceptivas combinadas, la minipíldora, las diversas inyecciones, el implante, el anillo y el parche provocan un incremento en el diagnóstico de los tumores de mama. Es decir, las mujeres que usan métodos hormonales, por acudir con más frecuencia al control médico, pueden recibir un diagnóstico más temprano, sin que eso signifique que tengan una mayor probabilidad de presentar un cáncer.

De todas maneras, este aumento en la frecuencia de cáncer disminuye gradualmente después de interrumpir la anticoncepción.

¿Es cierto que los anticonceptivos hormonales provocan que el virus del papiloma humano avance más rápido?

De acuerdo con diversos estudios, el virus del papiloma puede avanzar más rápido en aquellas mujeres que utilizan anticonceptivos hormonales. Para contrarrestar este efecto, se recomienda que las mujeres que usan anticonceptivos hormonales se realicen anualmente el Papanicolaou.

Sin embargo, se sabe que otros factores, como el fumado, influyen de manera mucho más fuerte en el progreso del virus. Por eso, una recomendación adicional es que estas mujeres dejen de fumar.

CONTRAINDICACIONES

¿Cuáles pacientes no deben utilizar los anticonceptivos hormonales?

El médico a quien le corresponde recetar los anticonceptivos, decide cuáles pacientes pueden tomarlos. Lamentablemente, en muchos países los anticonceptivos se venden sin receta, y esto es muy peligroso.

A continuación, se enumeran algunas condiciones en las que usualmente el médico recomienda otro tipo de anticonceptivo no hormonal:

1. Ciertas enfermedades importantes del hígado
2. Ictericia, que es un cuando la piel se pone amarilla
3. Presencia de coágulos en pulmones, cerebro, corazón, ojos o en alguna otra parte (infartos, anginas, isquemias, embolias, trombosis venosas o arteriales)
4. Várices muy acentuadas en las piernas
5. Ataque cardiaco (infarto cardiaco)
6. Enfermedades que aumentan el riesgo de desarrollar coágulos en la sangre
7. Presencia actual o previa de cáncer en el pecho o en los órganos sexuales
8. Diabetes severa o de difícil manejo, con problemas circulatorios o del corazón
9. Un tipo especial de dolor de cabeza, llamado migraña aural
10. Sangrado vaginal de causa desconocida
11. Presión alta de difícil manejo o no controlada
12. Herpes gestacional
13. Trastornos para metabolizar las grasas (colesterol, triglicéridos)
14. Otosclerosis (un tipo especial de pérdida de la audición)
15. Presencia de una anemia especial, llamada anemia de células falciformes
16. Alergia a alguno de los componentes del anticonceptivo

Dos condiciones se consideran razones suficientes para no utilizar los anticonceptivos hormonales: el hábito del fumado, y el consumo diario de medicamentos que puedan disminuir el efecto del anticonceptivo.

¿Las enfermedades graves impiden el uso de los anticonceptivos hormonales?

El médico es quien decide si una paciente puede utilizar la anticoncepción hormonal. En ciertas condiciones, las mujeres que padecen de las siguientes enfermedades podrían planificar con estos anticonceptivos siempre y cuando cuenten con un control médico estricto, periódico y minucioso:

• Diabetes
• Presión sanguínea elevada
• Várices
• Inflamación de las venas
• Epilepsia
• Esclerosis múltiple
• Problemas en los riñones
• Obesidad
• Depresión grave
• Lupus
• Dolores de cabeza tipo migraña
• Fibromas en la matriz
• Otosclerosis, que es una forma especial de sordera
• Porfiria
• Alteraciones de la prolactina
• Enfermedades del riñón
• Algunas lesiones benignas de la mama
• Enfermedades autoinmunes

INTERACCIÓN CON OTROS MEDICAMENTOS

Yo tomo diversos tratamientos. ¿Puedo utilizar los anticonceptivos hormonales?

Probablemente sí. Depende de los medicamentos que tome y de las enfermedades que padece. En general, cuando se toman otros tratamientos, es importante considerar la interacción que pueden tener con los anticonceptivos hormonales.

El efecto anticonceptivo disminuye si se combina con algunos de los medicamentos indicados para la epilepsia, los hongos, el estreñimiento, y con algunos antibióticos.

Los anticonceptivos hormonales disminuyen el efecto de medicamentos como el acetaminofén, de algunos tranquilizantes como las benzodiazepinas, y de algunos tratamientos para la presión alta, la diabetes y la coagulación.

También, estos anticonceptivos aumentan el efecto de varios medicamentos antidepresivos, de algunos tranquilizantes como las benzodiazepinas, de los corticosteroides que se utilizan como antinflamatorios, y de algunos tratamientos para la presión alta y el asma.

Si la paciente es diabética y utiliza anticonceptivos hormonales, algunas veces es necesario adecuar la dosis de los medicamentos para la diabetes.

Por todo lo anterior, la paciente que desee planificar con un anticonceptivo hormonal, debe informar al médico sobre cualquier medicamento que esté utilizando. De igual manera, cuando se le receta algún medicamento, la paciente debe advertir que usa anticonceptivos hormonales.

Los anticonceptivos hormonales tienden a aumentar el efecto de las bebidas alcohólicas.

¿Los anticonceptivos hormonales afectan los resultados de los exámenes de sangre?

Claro que sí. Los anticonceptivos hormonales pueden modificar los resultados de varios exámenes, incluyendo las pruebas del funcionamiento del hígado, del riñón y de las suprarrenales; las pruebas de la tiroides, la medición del colesterol, los triglicéridos y las proteínas.

Los exámenes de coagulación, así como una prueba de azúcar en sangre llamada prueba de tolerancia a la glucosa, también se ven modificados. Por eso, cuando se realizan exámenes de sangre, la mujer debe informar al médico que utiliza estos anticonceptivos.

MOTIVOS PARA INTERRUMPIR LA ANTICONCEPCIÓN HORMONAL

¿En cuáles situaciones se deben interrumpir los anticonceptivos hormonales?

Los anticonceptivos hormonales son medicamentos muy nobles, pero en algunas personas pueden provocar trastornos importantes. Por eso deben ser indicados por un médico, y es indispensable que el médico le explique a la paciente ante cuáles situaciones debe suspender el anticonceptivo y acudir de inmediato a la consulta. Además es fundamental efectuar un control médico periódico y, desde luego, consultar si se presenta alguna molestia o duda.

A continuación, se detallan algunas de las condiciones en las que se debe interrumpir el anticonceptivo y consultar inmediatamente con el médico:

1. Aparición de dolor de cabeza tipo migrañoso
2. Incremento en la frecuencia o intensidad de la migraña
3. Cambios repentinos en la visión, audición y lenguaje
4. Dificultad para hablar, caminar o sujetar cosas
5. Debilidad o entumecimiento de una parte del cuerpo
6. Presencia de un tinte amarillento en la piel
7. Picazón por todo el cuerpo
8. Programación de una operación en las siguientes seis semanas
9. Accidentes, cirugías o golpes que obliguen a la paciente a permanecer por largo tiempo en la cama
10. Dolores no habituales en las piernas
11. Hinchazón no habitual en los brazos o piernas
12. Tos de aparición súbita
13. Dificultad respiratoria
14. Dolor en el pecho y/o en el brazo
15. Inflamación o dolor en las venas
16. Dolor importante en la boca del estómago
17. Hinchazón no habitual en el abdomen
18. Mareos
19. Elevaciones de la presión arterial
20. Depresiones
21. Convulsiones
22. En la paciente epiléptica, aumento en el número o intensidad de las crisis convulsivas
23. Embarazo o sospecha de embarazo

VIDA SEXUAL

¿Los anticonceptivos hormonales afectan la vida sexual?

Sabemos poco sobre las hormonas femeninas y el comportamiento sexual de la mujer, tal desconocimiento nos coloca en una posición desventajosa para evaluar de manera objetiva el efecto de los anticonceptivos hormonales sobre la sexualidad.

Además, la vida sexual es el producto de una intrincada interacción de factores sociales, psicológicos, religiosos, biológicos y morales muy complejos de estudiar. A continuación presentamos algunos aspectos en torno al difícil tema de la sexualidad y la anticoncepción hormonal:

• Todavía persiste la idea generalizada de que los anticonceptivos hormonales dañan la sexualidad. Esto es producto de que los primeros preparados anticonceptivos tenían altas concentraciones hormonales que afectaban la respuesta sexual.

• Los anticonceptivos actuales tienen dosis mucho menores, por lo cual no es frecuente que la sexualidad se vea afectada.

• Los anticonceptivos hormonales no afectan la espontaneidad amorosa, en el sentido de que no interrumpen el acto sexual como sucede con otros métodos, como el preservativo o las cremas anticonceptivas, los cuales requieren de una pausa en pleno acto sexual para su colocación.

• Otra cualidad de estos anticonceptivos radica en que les permite resguardar la privacidad a las mujeres con vida sexual al margen de los cánones sociales, como las solteras, divorciadas, viudas y adolescentes. Así, ellas pueden beneficiarse de esta anticoncepción de manera discreta, sin que nadie se entere.

• Sabemos que la mayoría de las mujeres no experimenta efectos directos negativos en su vida sexual a raíz del uso de estos anticonceptivos.

• En nuestras poblaciones, el temor al embarazo suele ser un enemigo del deleite sexual. Esto es más acentuado en la mujer, que con frecuencia es quien asume las responsabilidades inherentes a un embarazo no deseado. Bajo esa perspectiva, los anticonceptivos hormonales aumentan la calidad de la vida sexual de la mayoría de las parejas, al permitirles el goce pleno de la sexualidad, protegidas de manera eficaz del riesgo de un embarazo.

• Es de todos conocido que la anticoncepción hormonal representa una herramienta eficaz para planear la familia y el proyecto de vida de la pareja, lo cual redunda en un incremento en la calidad de vida sexual.

• Según algunos reportes, un diez por ciento de las mujeres relata descensos en el deseo sexual, dificultades para conseguir el orgasmo y alteraciones en la lubricación, asociados sobre todo al uso de la minipíldora, el Noristerat y la Depoprovera.

• El resto de los anticonceptivos hormonales probablemente puede también afectar la esfera sexual, pero en porcentajes mucho menores.

• En las poblaciones latinoamericanas, estos efectos negativos pueden verse incrementados por la escasa educación sexual y por la enorme cantidad de prejuicios en torno al tema de la sexualidad.

• Probablemente los anticonceptivos hormonales no son los responsables del sinnúmero de casos que consultan atribuyéndoles el origen de un problema sexual. El verdadero responsable de estas disfunciones suele ser la carencia de programas de educación sexual destinados a fortalecer los vínculos sexuales de las parejas.

• La situación sexual de nuestros países es tal, que muchas parejas ven con beneplácito los efectos negativos sobre la sexualidad.

• También es conocido que algunas mujeres rehúyen la vida sexual por problemas de pareja, alegando falsamente ante su pareja que se debe al uso de los anticonceptivos.

• Así mismo, observamos efectos negativos sobre el desempeño sexual femenino que guardan relación con el hecho que la anticoncepción hormonal no es aceptada por la Iglesia católica. En mujeres muy religiosas, esto puede provocar fuertes sentimientos de culpa.

• Con respecto a los nuevos métodos, como el anillo vaginal, el parche anticonceptivo y el implante, por ser de reciente aparición todavía se desconocen sus efectos sobre la vida sexual. Sin embargo, es de prever que se comporten de igual manera que los otros anticonceptivos hormonales, en el sentido de brindar seguridad a la pareja y, por ende, acrecentar la vida sexual.

• Los estudios indican, además, que la inmensa mayoría de las parejas que usan el anillo vaginal no sienten ninguna molestia al momento de tener relaciones sexuales.

• En cuanto al efecto de la píldora del día siguiente, es importante señalar que las parejas lo interpretan como una segunda oportunidad, por cuanto, a pesar de no haber utilizado anticoncepción, gracias a este método pueden prevenir el embarazo posteriormente. Esta posibilidad suele ser tranquilizadora para las parejas, en particular aquellas que enfrentarían situaciones económicas, sociales o académicas apremiantes ante un embarazo. Sin duda esto redunda de manera positiva en el vínculo y en la vida sexual.

• Muchas mujeres experimentan una mejoría en su vida sexual porque los anticonceptivos hormonales le mejoraron su condición ginecológica. Así, la mujer que sufre de fuertes dolores menstruales u ovulatorios, se siente más receptiva sexualmente cuando cesan esas molestias.

Por todo lo anterior, es fácil de entender que la presencia de un problema sexual asociado al uso de estos anticonceptivos requiere de un análisis individual y oportuno. Por lo tanto, las parejas deben consultar de inmediato para evitar efectos negativos sobre el vínculo de pareja.

Infomación Sexual