20,095,627 Páginas vistas Escríbanos Mapa
A A A
Glosario
Búsqueda

Bookmark and Share

Enfermedades Venéreas
LINFOGRANULOMA VENEREO

Clamidia tracomatis

 

El linfogranuloma es una enfermedad poco frecuente en Costa Rica, es una infección que afecta principalmente los órganos genitales y los ganglios de la ingle, causada por una bacteria que se transmite a través de las relaciones sexuales.


INTRODUCCION

El linfogranuloma venéreo es una infección que afecta principalmente los órganos genitales y los ganglios de la ingle, causada por una bacteria que se transmite a través de las relaciones sexuales.

¿Cómo se llama el germen que provoca estas infecciones?

El responsable es un tipo especial de Chlamydia trachomatis.

FRECUENCIA

El linfogranuloma es una enfermedad poco frecuente en Costa Rica. Es común en países con una pobre salud pública.

CONTAGIO

¿Quiénes pueden contagiarse con esta infección?

Cualquier persona puede adquirir la enfermedad si mantiene relaciones sexuales con un individuo infectado. Si la madre está infectada, el riesgo también está presente para el niño al momento del parto.

¿Cómo se contagia el linfogranuloma venéreo?

Existen dos formas de adquirir este tipo especial de clamidia:

1. Vía sexual: se requiere una relación oral, vaginal o anal con penetración o sin ella, para que el germen pase de una persona infectada a una persona sana.

2. Vía materna: esta clamidia también se puede transmitir al niño en el momento del parto vaginal si la madre está infectada.

Si en el acto sexual no se produjo la eyaculación, ¿hay riesgo de que la enfermedad se transmita?

El riesgo de contagio siempre está presente, incluso en ausencia de eyaculación.

Me diagnosticaron el linfogranuloma venéreo. ¿Puedo infectar a mis hijas en la convivencia del hogar?

Existe un miedo generalizado de contraer o transmitir las enfermedades venéreas. A continuación presentamos una serie de actividades que no representan riesgo de contagio pero que, por equívoco, generan un enorme temor en la población.

El linfogranuloma venéreo no se transmite en piscinas, gimnasios, servicios sanitarios o duchas, ni por alimentos o bebidas. Tampoco se transmite en actividades deportivas.

No hay riesgo de contagio por visitar hospitales, asistir a reuniones o actividades con multitudes, compartir oficinas, aulas o medios de transporte como taxis, aviones y trenes, ni por tocar objetos como dinero o puertas. Tampoco se transmite por estornudos, tos o saliva.

Esta enfermedad no se transmite por la utilización de prendas ni ropa interior; tampoco por el contacto con los animales, ni por tocar objetos contaminados con secreciones, ya sean asientos, vasos, cucharas, platos o máquinas, como las computadoras.

Su transmisión requiere de un acercamiento sexual. De manera que no se transmite por caricias, apretón de manos, abrazos, ni en actividades artísticas como la danza o el baile.

¿Se puede contraer la infección al donar o recibir sangre?

Al donar sangre no se corre ningún riesgo de contraer esta infección. Tampoco hay riesgo de infección si se recibe una transfusión sanguínea.

MANIFESTACIONES

¿Es cierto que en algunos casos no se presentan síntomas?

Según indican algunos estudios, más del 90% de los pacientes no presenta síntomas en las etapas iniciales de la enfermedad. Por ello, el paciente no recibe tratamiento y, sin saberlo, contagia a las personas con quienes mantiene vida sexual. Por lo general, el paciente consulta cuando la lesión se manifiesta en los ganglios de la ingle.

¿Cuándo aparecen los síntomas?

Los primeros síntomas pueden aparecer de tres a veintiún días después de la relación sexual infectante.

¿Cuáles son los síntomas en el hombre?

La primera manifestación consiste en un brote único, indoloro, que se ulcera con rapidez, ubicado en cualquier parte de los genitales masculinos; desaparece en unos días y usualmente pasa inadvertido.

Dos a tres semanas después, los ganglios de la ingle se inflaman y, si no se instaura el tratamiento, se forman acúmulos de pus muy dolorosos, los cuales se rompen de manera espontánea. Estas manifestaciones suelen acompañarse de fiebre, escalofríos, náuseas, vómito, dolor articular y mal estado general.

¿Cuáles son los síntomas en la mujer?

La primera manifestación consiste en un brote único, indoloro, que se ulcera con rapidez, ubicado en cualquier parte de los genitales femeninos; desaparece en unos días y usualmente pasa inadvertido.

Dos a tres semanas después, los ganglios de la ingle se inflaman y, si no se instaura el tratamiento, se forman acúmulos de pus muy dolorosos, los cuales se rompen de manera espontánea. Estas manifestaciones suelen acompañarse de fiebre, escalofríos, náuseas, vómito, dolor articular y mal estado general.

¿Cuáles son los síntomas si la infección se produce en la zona anal?

La primera manifestación consiste en un brote único, indoloro, que se ulcera con rapidez, ubicado en cualquier parte de la región anal; desaparece en unos días y usualmente pasa inadvertido.

Dos a tres semanas después, los ganglios de la región anal se inflaman y, si no se instaura el tratamiento, se forman acúmulos de pus muy dolorosos, los cuales se rompen de manera espontánea. Estas manifestaciones suelen acompañarse de fiebre, escalofríos, náuseas, vómito, dolor articular y mal estado general.

¿Cuáles son los síntomas si la infección se produce por contagio a través del sexo oral?

Esta ubicación es poco frecuente y la primera manifestación consiste en un brote único, indoloro, que se ulcera con rapidez, ubicado en cualquier parte de la región oral; desaparece en unos días y usualmente pasa inadvertido.

Dos a tres semanas después, los ganglios del cuello se inflaman y, si no se instaura el tratamiento, se forman acúmulos de pus muy dolorosos, los cuales se rompen de manera espontánea. Estas manifestaciones suelen acompañarse de fiebre, escalofríos, náuseas, vómito, dolor articular y mal estado general.

LINFOGRANULOMA VENEREO Y EMBARAZO

¿Cómo afectan estas infecciones el curso del embarazo?

A la fecha, se considera que no provocan ninguna alteración durante los nueve meses del embarazo .

¿Cuáles madres pueden infectar al niño al momento de nacer?

Aquellas que sufren de la enfermedad y no han recibido tratamiento al desencadenarse el parto vaginal. Si el niño nace por cesárea, no tiene riesgo de infección.

¿Cómo se diagnostica en una mujer embarazada?

El diagnóstico de linfogranuloma venéreo suele ser difícil en cualquier mujer. Esta dificultad se acrecienta con los cambios hormonales y físicos que ocurren durante el embarazo, los cuales enmascaran aun más la infección. Por eso, cuando existen sospechas de la presencia de la infección, es mejor realizar las pruebas diagnósticas.

¿La mujer embarazada recibe el tratamiento durante el embarazo o posteriormente?

La enfermedad se trata de inmediato, por cuanto en la actualidad existen medicamentos que no afectan el curso del embarazo ni el desarrollo del bebé. Así, se evitan complicaciones para la madre y para el niño.

¿Cuáles daños se producen si un niño se infecta al momento del parto?

Lo más común es que desarrolle una conjuntivitis en las primeras dos semanas de nacido, la cual no representa riesgos importantes para el niño en el tanto reciba tratamiento adecuado y oportuno.

En algunas situaciones, se pueden presentar cuadros de neumonía. Por lo general son muy molestos y con frecuencia requieren internamiento, pero rara vez son mortales.

DIAGNOSTICO

¿Cómo se diagnostica esta enfermedad?

El diagnóstico sigue siendo complejo. Lo ideal es tomar una muestra del sitio infectado, ya sea de la vagina, el cuello de la matriz, el caño de la orina, el recto, y analizarla. Sin embargo, no siempre se detecta el germen, aunque esté presente.

¿Es posible que las pruebas no determinen la presencia de la clamidia aun cuando la persona esté infectada?

Es posible y relativamente frecuente. En caso de que los síntomas y los hallazgos físicos sean muy sugestivos, es recomendable brindar tratamiento, aun cuando las pruebas no comprueben la infección.

¿Se puede diagnosticar con la citología vaginal o Papanicolaou?

El Papanicolaou se diseñó para diagnosticar lesiones precancerosas y cancerosas en el cuello del útero, no para detectar infecciones. Por eso, es poco frecuente que el Papanicolaou detecte esta infección.

¿Existe alguna prueba en sangre?

No, lo cual es una lástima, porque el diagnóstico sería más fácil.

TRATAMIENTO

¿Cuál es el tratamiento?

Tanto en hombres como en mujeres el tratamiento se realiza con base en antibióticos. Inicialmente se creyó que la clamidia era muy vulnerable a antibióticos como la azitromicina y la doxiciclina. Sin embargo, cada vez se reportan más casos de resistencia y de cuadros que persisten por tiempos prolongados a pesar de tomar dosis repetitivas de estos antibióticos. En la actualidad, se adoptan diferentes esquemas y dosis para erradicar la bacteria y evitar las complicaciones.

COMPLICACIONES

¿Cuáles son las complicaciones si no recibe tratamiento?

El linfogranuloma puede generar una serie de complicaciones muy molestas, como la presencia de acúmulos de pus muy dolorosos en los genitales, en los ganglios de la ingle y en la región anal. Debido a que esta enfermedad daña los vasos linfáticos, con el tiempo el paciente puede experimentar hinchazón de los tejidos genitales.

También se ha descrito que, años después de los síntomas iniciales, se pueden producir estrechamientos del recto, así como fístulas o comunicaciones anormales entre el recto y la vagina.

PREVENCION

¿Cómo se puede prevenir el contagio?

Como hemos mencionado a lo largo de este documento, las enfermedades de transmisión sexual son muy difíciles de prevenir porque no siempre dan síntomas y porque la vida sexual es muy compleja y pleomórfica. Comúnmente las personas olvidan las normas mínimas de prevención, las cuales suelen ser bien conocidas.

Entre estas medidas se destacan:

1. Evitar relaciones sexuales con personas de riesgo, como las prostitutas.
2. Utilizar el preservativo de manera estricta, correcta y constante.
3. Consultar ante la presencia de cualquier molestia genital.
4. Evitar las relaciones sexuales cuando se sufre de molestias genitales.
5. Realizarse chequeos periódicos si se mantiene una relación sexual con una pareja no habitual.
6. Ante el diagnóstico de linfogranuloma venéreo, avisar a las personas con quienes se mantuvo vida sexual durante el periodo de riesgo que el médico señale.
7. Efectuarse chequeos cuando se cambia de pareja sexual, o bien, cuando se conoce que la pareja habitual ha tenido relaciones sexuales con una tercera persona.

¿El preservativo es eficaz para evitar el contagio?

En términos generales, es altamente efectivo. No obstante, es común que el preservativo se use de manera errónea, y esto expone al riesgo de contagio. Además, la protección no es absoluta. Siempre existen casos en que, a pesar del uso correcto del preservativo, la enfermedad se transmite.


Si una persona tuvo el linfogranuloma venéreo, ¿está protegida de una nueva infección?

Claro que no. Una persona puede infectarse varias veces en la vida, por cuanto esta enfermedad no produce inmunidad natural. Así, los pacientes que han sido tratados pueden adquirir de nuevo el germen si tienen contacto sexual con personas infectadas.

¿Existe alguna vacuna para evitar el contagio?

Desafortunadamente no existen vacunas para evitar el contagio. Por eso la prevención y el tratamiento oportuno son fundamentales.

RELACION CON OTRAS ENFERMEDADES

Me diagnosticaron linfogranuloma venéreo. ¿Tengo probabilidad de tener otras enfermedades venéreas?

El linfogranuloma venéreo se ha asociado a otras enfermedades de transmisión sexual. Según menciona la literatura internacional, cuando hay una infección por clamidia aumenta la posibilidad de contraer sífilis, sida y hepatitis C.

Sin embargo, se sabe que es posible su coexistencia con cualquier otra enfermedad venérea. Por eso, siempre es prudente realizar estudios completos de infecciones sexualmente transmisibles, entre ellas sida, virus del papiloma, herpes genital, hepatitis B, gonorrea y sífilis.

¿Hay alguna relación entre el virus del papiloma y el linfogranuloma venéreo?

Recientes investigaciones sugieren intrincadas relaciones entre estos gérmenes, a saber:

• El linfogranuloma venéreo provoca que el virus del papiloma sea más difícil de tratar.
• El linfogranuloma venéreo aumenta la probabilidad de que el virus del papiloma desencadene un proceso canceroso.
• El linfogranuloma venéreo aumenta la probabilidad de que el virus del papiloma desencadene cuadros de condilomas externos.
• Si coexisten el linfogranuloma y el virus del papiloma, se debe diseñar un plan integral de tratamiento.

¿Hay alguna relación entre el sida y el linfogranuloma venéreo?

Nuevos estudios indican que son probables ciertas interacciones entre estas enfermedades, a saber:

• El paciente con linfogranuloma venéreo tiene mayor probabilidad de contagiarse con el virus del sida.
• Además, una vez contagiado tiende a transmitir el sida más fácilmente.
• El paciente con sida contrae con mayor facilidad el linfogranuloma venéreo.
• En el paciente con sida, el linfogranuloma venéreo progresa de manera acelerada y provoca complicaciones más fácilmente.

Infomación Sexual