18,676,194 Páginas vistas Escríbanos Mapa
A A A
Glosario
Búsqueda

Bookmark and Share

Enfermedades de contagio venéreo
HEPATITIS B

Virus de la hepatitis B

 

La hepatitis B es una enfermedad que afecta principalmente al hígado; es causada por un virus que se transmite a través del contacto con sangre o líquidos corporales contaminados o con las relaciones sexuales. Por lo tanto, se considera una enfermedad venérea


DATOS GENERALES

La hepatitis B es una enfermedad que afecta principalmente al hígado; es causada por un virus que se transmite a través del contacto con sangre o líquidos corporales contaminados o con las relaciones sexuales. Por lo tanto, se considera una enfermedad venérea.

¿Cómo se llama el germen que produce la hepatitis B?

La hepatitis B es producida por un microorganismo llamado virus de la hepatitis B. Pertenece al grupo conocido como virus DNA, por ser un hepadnavirus.

FRECUENCIA

¿Cuál es la frecuencia de la hepatitis B?

No se conoce la frecuencia real en nuestro país. Se calcula que en Estados Unidos hay 300 000 casos nuevos cada año. En países como el nuestro, gracias a las recientes campañas de vacunación, se espera una merma importante de la enfermedad en las siguientes generaciones.

CONTAGIO

¿Quiénes se pueden contagiar con hepatitis B?

Cualquier persona puede adquirir la enfermedad si mantiene relaciones sexuales con un individuo infectado. Además, la hepatitis B se puede transmitir por transfusiones, agujas contaminadas, y de la madre al niño.

¿Cómo se contagia la hepatitis B?

La hepatitis B se contagia cuando los fluidos de una persona infectada entran en el cuerpo de una persona sana. Para ello existen varias rutas:

1. Relaciones sexuales: se requiere que exista una relación sexual oral, vaginal o anal con penetración o sin ella, para que el germen pase de una persona infectada a una persona sana.


2. Jeringas infectadas: esto es común en los adictos a drogas inyectables, pues con frecuencia varios adictos utilizan la misma aguja.

3. Transfusiones con sangre o sus derivados infectados: en nuestro país esto es sumamente raro, por no decir imposible. Sin embargo, en otras latitudes es muy común.

4. De la madre al niño: las madres infectadas pueden contagiar a sus hijos:

• Al momento del parto
• Con la lactancia

Si en el acto sexual no se produjo la eyaculación, ¿hay riesgo de que la enfermedad se transmita?

El riesgo existe, pero es considerablemente menor.

¿Durante cuánto tiempo un individuo con hepatitis B contagia esta enfermedad?

Esto es difícil de precisar. El virus puede estar en la sangre y otros fluidos corporales varias semanas antes de que aparezcan los síntomas, y por lo general persiste varios meses después.

Además, un 10% de los adultos infectados no puede eliminar el virus, por lo cual estos individuos son portadores crónicos del virus y pueden contagiar la hepatitis B a lo largo de su vida.

Soy profesor de natación y me da miedo adquirir la hepatitis B en la piscina. ¿Es posible?

A continuación presentamos una serie de actividades que no representan riesgo de contagio, pero que han generado un enorme temor en la población.

No se transmite en piscinas, gimnasios, servicios sanitarios o duchas, ni por alimentos o bebidas. Tampoco se transmite en actividades deportivas.

No hay riesgo de contagio por visitar hospitales, asistir a reuniones o actividades con multitudes, compartir oficinas, aulas o medios de transporte como taxis, aviones y trenes, ni por tocar objetos como dinero o puertas.

Esta enfermedad no se transmite por la utilización de prendas ni ropa interior; tampoco por el contacto con los animales ni por tocar objetos contaminados con secreciones, ya sean asientos, máquinas de ejercicio o computadoras.

Su transmisión requiere de un acercamiento sexual. De manera que no se transmite por caricias, apretón de manos, abrazos, ni en actividades artísticas como danza o baile.

¿Se puede adquirir la hepatitis B a través de los besos?

El virus de la hepatitis B se encuentra presente tanto en el semen como en la saliva. No obstante, reportes recientes de la Universidad de Costa Rica señalan que la transmisión por vía oral, aunque posible, es excepcional. 

¿Donar sangre representa un peligro de contraer el virus de la hepatitis B?

Los donantes de sangre no corren ningún riesgo de contraer el virus de la hepatitis B, por cuanto se utiliza material estéril y desechable.

MANIFESTACIONES

¿Es cierto que en muchos casos la hepatitis B no da síntomas?

Lamentablemente, cerca del 30% de las personas infectadas no presentan síntomas. Por eso, sin saberlo transmiten la infección a otras personas. En estos casos, el individuo se infecta y no se da cuenta de que tiene el virus hasta mucho tiempo después, cuando enfrenta las complicaciones típicas de la enfermedad.

¿Cuándo aparecen los síntomas?

En el 70% de las personas infectadas, los síntomas francos y evidentes se observan entre las nueve y veintiuna semanas después de ocurrida la infección. Usualmente aparecen en la semana doce.

Debemos recordar que un 30% de los infectados no tiene síntomas evidentes y, en consecuencia, no se puede calcular cuándo se produjo la relación sexual infectante.

¿Cuáles son los síntomas?

La hepatitis B ataca fundamentalmente el hígado. Por eso los síntomas iniciales son los típicos de una hepatitis, con una duración de quince a veintidós días. Entre las manifestaciones figuran:

• Fiebre
• Tinte amarillo en la piel y en la parte blanca del ojo, fenómeno conocido con el nombre de ictericia
• Agotamiento, pereza, cansancio
• Pérdida del apetito
• Náuseas
• Dolor abdominal
• Orina de color oscuro
• Heces decoloradas o claras

En la mayoría de las personas, la infección es limitada y se resuelve por completo. Como se producen defensas protectoras, el individuo queda protegido ante una nueva infección.

¿Es cierto que la hepatitis B puede provocar cirrosis?

Un 10% de los pacientes infectados no podrá erradicar la infección. Estos individuos se convierten en portadores crónicos. De estos, hasta un 30% puede desarrollar una cirrosis.

Leí que en algunas personas la hepatitis B genera cáncer de hígado. ¿Es cierto?

Como mencionamos, un 10% de los pacientes infectados no podrá erradicar la infección. Estos individuos se convierten en portadores crónicos, los cuales tienen doscientas veces más posibilidad de desarrollar cáncer en el hígado.

¿Es cierto que algunas personas transmiten la enfermedad toda la vida?

Claro que sí. Los portadores crónicos pueden infectar a otras personas durante toda su vida.

¿Cuáles son los síntomas si la infección se produce por relaciones anales o por sexo oral?

El hígado se daña igual y presenta manifestaciones similares en cualquiera de las vías de infección.

HEPATITIS B  Y EMBARAZO

¿Cómo afecta la hepatitis B durante el embarazo?

Durante los nueve meses, ni el niño ni el curso del embarazo se ven afectados por este virus.

¿Cuáles madres pueden infectar al niño durante el nacimiento?

Aquellas que son portadoras del virus y cuyos hijos no reciben el tratamiento al momento de nacer.

¿Cómo se sabe si una mujer embarazada tiene hepatitis B?

El diagnóstico durante el embarazo es simple, y se realiza con los mismos métodos que se utilizan en las mujeres no embarazadas.

También está indicada la prueba si presenta algún síntoma sugestivo de mal funcionamiento del hígado.

¿La mujer embarazada que tiene hepatitis B recibe el tratamiento durante el embarazo o posteriormente?

Esta es una decisión estrictamente médica. En general, la madre que presenta un cuadro florido de hepatitis recibe el tratamiento de inmediato. Si es una portadora sin síntomas ni molestias, el tratamiento se inicia una vez nacido el niño.

¿La madre puede dar el pecho al niño?

En Costa Rica a todos los recién nacidos se les aplica la vacuna de la hepatitis B y a los hijos de madres portadoras de este virus además se les brinda el tratamiento específico, por esas circunstancias, en nuestro país la hepatitis B no impide la lactancia.

¿Qué tratamiento recibe el niño al nacer?

Al momento de nacer, al niño se le aplica la primera dosis de la vacuna de la hepatitis B y un medicamento especial con base en anticuerpos. Al segundo y al sexto mes, se aplican la segunda y tercera dosis de la vacuna, respectivamente. Si este tratamiento se administra en las primeras doce horas de nacido, brinda protección a más del 90% de los niños.

¿Cuáles daños se producen si un bebé se infecta al momento del parto y no recibe tratamiento?

Si el niño no recibe tratamiento, en un 95% de los casos puede sufrir el cuadro completo de la hepatitis B, incluyendo las complicaciones, entre ellas cirrosis y hasta cáncer del hígado.

DIAGNOSTICO

¿Cómo se diagnostica la hepatitis B?

A diferencia de otras enfermedades, el diagnóstico de la hepatitis B es relativamente fácil. Se realiza una prueba de sangre llamada antígeno de superficie (HBsAg). En caso de dudas, se efectúan dos pruebas adicionales llamadas anticuerpo de superficie (HBsAc) y anticuerpo del núcleo (HBcAb).

¿Es posible que las pruebas no determinen la presencia de hepatitis B aun cuando la persona esté infectada?

Las pruebas no detectan las infecciones recientes. Para que determinen la presencia del virus de la hepatitis B, se requiere un lapso de cuatro a seis semanas después del contagio.

¿Se puede diagnosticar con la citología vaginal o Papanicolaou?

El Papanicolaou se diseñó para diagnosticar lesiones precancerosas en el cuello del útero, no para detectar infecciones. Por eso el Papanicolaou no detecta esta infección.

TRATAMIENTO

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento está indicado para los pacientes que se convierten en portadores crónicos. Para evitar las complicaciones de la infección crónica, se utiliza una serie de medicamentos, los cuales son costosos.

Desafortunadamente no siempre funcionan, y además es común que provoquen fuertes efectos secundarios.

COMPLICACIONES

La complicación más temida es que en la etapa inicial el paciente sufra una hepatitis fulminante, que lo lleve a la muerte en cuestión de semanas. Por fortuna esto sucede en menos del 1% de los casos.

La mayoría de los pacientes puede eliminar el virus de la hepatitis B. Sin embargo, en un 5 a un 10% de los adultos, en un 30% de los niños y en un 90% de los bebés, el virus persiste en el cuerpo y desarrollan una infección crónica.

Si no se recibe tratamiento, el virus suele dañar de forma permanente el hígado y provocar una enfermedad llamada hepatitis crónica. El hígado se va deteriorando de manera paulatina, y su función, indispensable para la vida, disminuye de forma gradual hasta provocar la muerte por insuficiencia hepática, muchas veces precedida de una cirrosis. Otra complicación es el cáncer llamado hepatoma, el cual se localiza en el área hepática y es sumamente agresivo.

¿Estas complicaciones son frecuentes?

Los datos varían mucho. Sin embargo, se considera que el 10% de las personas que han tenido la infección aguda, no logra desarrollar anticuerpos contra el virus. Estos individuos se transforman en portadores crónicos del virus.

Al cabo de unos años, entre el 10 y el 30% de estos portadores crónicos puede presentar daños hepáticos, como cirrosis severa con insuficiencia hepática grave, que puede llevar a la muerte.

PREVENCION

¿Cómo se puede prevenir el contagio?

Como hemos mencionado a lo largo de este documento, las enfermedades de transmisión sexual son muy difíciles de prevenir porque a veces no dan síntomas, por lo cual las personas no reciben tratamiento y contagian a otros. Además, la vida sexual es tan compleja y pleomórfica, que comúnmente las personas olvidan las normas mínimas de prevención, las cuales suelen ser bien conocidas.

Entre estas medidas se destacan:

1. Evitar relaciones sexuales con personas de riesgo, como las prostitutas.
2. Utilizar el preservativo de manera estricta, correcta y constante.
3. Consultar ante la presencia de cualquier molestia genital.
4. Evitar las relaciones sexuales cuando se sufre de molestias genitales.
5. Realizarse chequeos periódicos si se mantiene una relación sexual con una pareja no habitual.
6. Ante el diagnóstico de hepatitis B, avisar a las personas con quienes se mantuvo vida sexual durante el periodo de riesgo que el médico señale.
7. Efectuarse chequeos cuando se cambia de pareja sexual, o bien, cuando se conoce que la pareja habitual ha tenido relaciones sexuales con una tercera persona.
8. Utilizar jeringas descartables, que no se hayan utilizado previamente.
9. Evitar transfusiones en países de riesgo.


¿El preservativo es eficaz para evitar el contagio?

En términos generales, es altamente efectivo. Sin embargo, es común que el preservativo se use de manera errónea, y esto expone a las personas al riesgo de infectarse.

Además, la protección no es absoluta. Siempre existen casos en que, a pesar del preservativo, se transmite la enfermedad. Claro está, esos casos son poco frecuentes.

Si una persona se contagió con hepatitis B, ¿está protegida de una nueva infección por este virus?

La mayoría de las personas crean anticuerpos cuando se exponen al virus, por lo cual quedan protegidas.

¿Existe alguna vacuna para evitar el contagio?

Por fortuna existe una vacuna ideada hace unos años, la cual es muy efectiva para evitar el contagio. Sin embargo, no tiene efecto alguno en la persona que ya tiene la enfermedad.

En la actualidad, esta vacuna se aplica al nacer, con refuerzos al segundo y al sexto mes. Además, es útil a cualquier edad, por lo cual es recomendable que todos los adultos se la apliquen.

RELACION CON OTRAS ENFERMEDADES

¿La presencia de hepatitis B se asocia a la presencia de alguna otra enfermedad?

De acuerdo con la literatura internacional, cuando hay una infección por hepatitis B es frecuente que también existan otras infecciones de transmisión sexual, sobre todo sida. Nuestra recomendación es efectuar estudios completos de infecciones sexualmente transmisibles, entre ellas sida, virus del papiloma, herpes genital, sífilis, clamidia y gonorrea.

¿Hay alguna relación entre la hepatitis B y el sida?

Nuevos estudios indican que son probables ciertas interacciones entre estas enfermedades, a saber:

• El paciente con hepatitis B tiene mayor probabilidad de contagiarse con el virus del sida.
• Además, una vez contagiado tiende a transmitir el sida más fácilmente.
• El paciente con sida contrae con mayor facilidad la hepatitis B.
• En el paciente con sida, la hepatitis B progresa de manera acelerada y provoca complicaciones más fácilmente.

 

 



 

Infomación Sexual