19,568,010 Páginas vistas Escríbanos Mapa
A A A
Glosario
Búsqueda

Bookmark and Share

SEXO Y DISCAPACIDAD


Hemos dicho hasta la saciedad que en nuestra cultura se vive la sexualidad bajo un aura de represión que tiene un origen histórico sumamente largo, e intenso, y que esto marca de manera importante la vida sexual de cada uno de nosotros, pero mas aun la vida de aquellos que enfrentan fuertes limitaciones corporales, como es el caso de los discapacitados.

Concomitantemente nuestra sociedad tiene que lidiar cada vez mas con las consecuencias de una cultura que no comprende las consecuencias de la tecnología comercial, que no entiende que autos mas veloces, con engranajes turbo, solo redundan en mas muertes, y en mas personas con lesiones permanentes.

Por otra parte en nuestro pueblo todavía persisten las espurias concepciones que niegan el derecho a la sexualidad a los discapacitados, concepciones que sentencian que la discapacidad excluye de manera absoluta al individuo de la esfera sexual.

El panorama sexual actual de los discapacitados es adverso en el mundo occidental, por un lado tienen que lidiar con la censura sexual social, y por otra parte tienen que luchar por su derecho a una vida sexual intensa.

Bajo esa perspectiva es que abordamos la problemática sexual de los discapacitados ubicándolos primero en la simple categoría de ciudadanos de nuestra sociedad, es decir, se le tiene que dar la información sexual de la que todos carecemos en nuestro medio, tenemos que darles la educación que a todos nos hace falta para llevar una sana vida sexual.

En un segundo nivel, la ayuda a una persona discapacitada se concentra en la limitación específica que enfrenta, sea una ceguera, sea una parálisis, sea un problema en la marcha, en fin, y esto requiere de un manejo altamente especializado en donde tienen que participar diferentes profesionales incluyendo dentro de ese equipo al sexólogo.

Hoy contamos con muchas nuevas herramientas y con novedosos tratamientos que han cambiado el panorama sexual del discapacitado, sin embargo, con frecuencia encontramos cierta resistencia del paciente a consultar sus problemas sexuales, por temor o por vergüenza, y desdichadamente todavía persiste en algunos médicos la idea de que el tema sexual no se aborda, que el tema sexual no es importante en este tipo de pacientes.

Por todo lo anterior hay que hacer énfasis en la persona discapacitada que tiene derecho a una vida sexual y que tiene derecho a recibir todos los nuevos beneficios que ha deparado la ciencia, pero sobre todo que el primer paso consiste en consultar.

Temas Relacionados

Infomación Sexual