27,913,567 Páginas vistas Sacar Cita Mapa
A A A
Glosario
Búsqueda

Bookmark and Share

Lubricación Insuficiente.
NO ME MOJO Y POR ESO SIEMPRE TENGO QUE USAR LUBRICANTES.

La mujer que no se moja.

Esta es una situación común en la vida íntima, curiosamente las parejas la ven como una banalidad, como algo sin importancia cuando en realidad encierra una serie de repercusiones y obedece a diversos factores que debemos dilucidar.


En primer término, tenemos que recordar que la lubricación es el mecanismo por excelencia creado por la naturaleza para posibilitar y facilitar la penetración. Tiene la característica de que su producción va en aumento a lo largo del acto sexual al punto que la mujer termina literalmente empapada con los fluidos vaginales. Así, desde el mismo momento en que empiezan las primeras caricias, la vagina comienza a producir grandes cantidades que a veces  es tanto  que sorprende a los mismos amantes.

Entre más caricias, más besos, más abrazos, mayor será la lubricación, al punto que se considera que la lubricación vaginal es la manifestación física por excelencia de la excitación femenina. Debemos entender además, que esta secreción  es la señal que indica que la mujer está preparada para ser penetrada. Como se entenderá, la penetración que sucede en ausencia de lubricación resulta dolorosa, incomoda y aleja el goce y el deleite femenino.

Por esa razón muchas parejas utilizan los lubricantes vaginales. Ante la carencia de una adecuada lubricación la complementan con estos preparados. A pesar de ser una práctica común, es importante señalar que si una mujer no lubrica es porque algo anda mal. Por esa razón los médicos indicamos de manera transitoria ciertos lubricantes en la menopausia, durante la lactancia y ante ciertos problemas ginecológicos, insistiendo que es mientras resolvemos el problema de fondo y señalando que los únicos lubricantes que se deben utilizar son los hidrosolubles, es decir, los solubles en agua, carentes de olor y color.

Vea también: ¿Es cierto que los lubricantes rompen el preservativo?

Con frecuencia los problemas para lubricar son provocados por una estimulación inadecuada, sobre todo cuando el hombre desea penetrar sin que medien caricias  previas. Sin embargo en otras parejas aun cuando el varón sea meticuloso y detallista con las caricias la lubricación no se presenta o se presenta en poca cantidad. En estos casos, el deleite femenino suele quedar en entredicho. Las penetraciones se vuelven en algunos casos dolorosas y en otros casos aunque no generan dolor tampoco generan placer de tal forma que la mujer les va perdiendo el gusto.

Con el tiempo estas  mujeres comienzan a percibir el acto sexual con desgano. El uso de lubricantes le cansa.  Es común además que la mujer se sienta desmotivada sexualmente y hasta puede perder el apetito sexual con las enormes repercusiones que esto representa para la relación de pareja.

Estas situaciones son muy frecuentes y nos hablan de que existe una condición que impide la llegada adecuada de sangre a los tejidos vaginales. Enfermedades como “la presión alta”,  “el azúcar en la sangre”, los problemas del hígado, las alteraciones hormonales y hasta ciertas situaciones vivenciales suelen ser los responsables, de tal forma que lo recomendable es realizar una valoración integral que nos permita identificar la causa del problema para así instaurar el tratamiento. Afortunadamente el problema suele resolverse fácilmente, “de manera que es cuestión de consultar”.

Escríbanos su consulta:

Nombre:

Email:

País:

Comentario:

 

Temas Relacionados

Infomación Sexual