17,210,898 Páginas vistas Escríbanos Mapa
A A A
Glosario
Búsqueda

Bookmark and Share

LESIONES EN EL PECHO

Una campaña rosa
En estos días hemos visto con regocijo el despliegue de una campaña que pretende el diagnostico temprano de las lesiones del seno.

Es importante comprender los antecedentes de este tipo de campaña en el sentido que el cáncer de mama había sido un tema tabú, por mucho tiempo las mujeres que padecían de este mal lo ocultaban a la luz pública, más aun si se trataba de celebridades.

Se comprenderá entonces que bajo esas condiciones eran pocas las campañas de información que se podían realizar, de manera que vemos con una enorme alegría que ese tabú se halla derrumbado y que hoy hasta las celebridades cuenten y aleccionen con sus experiencias a todas las mujeres.

El cáncer de mama es de los tumores que mas miedo genera, por eso creo prudente que abordemos el significado de la palabra tumor, que genera una enorme angustia porque se piensa que es sinónimo de cáncer. Sin embargo, desde el punto de vista médico, no son palabras equivalentes.

Los científicos utilizamos la palabra tumor para designar cualquier masa o pelota anormal en el cuerpo. Por eso podemos dividir los tumores en dos grandes grupos, los benignos y los malignos.

Los tumores malignos son los denominados tumores cancerosos, que representan una enfermedad sumamente grave. En contraposición, los tumores benignos son usualmente fáciles de tratar, no representan un peligro para la vida de la mujer y son pocos los se trasforman en cáncer.

Hay un sinnúmero de enfermedades que producen abultamientos o masas en el pecho y que no son cancerosas, entre ellas la mastopatía fibroquística, el fibroadenoma, la mastitis, el lipoma, los quistes mamarios y algunas otras lesiones inflamatorias. Afortunadamente, todas ellas suelen evolucionar de manera satisfactoria una vez que se tratan.

El cáncer de mama, es una de las enfermedades más temidas de nuestros tiempos. Desgraciadamente, en Costa Rica su frecuencia se ha acrecentado en los últimos años, al punto que es el cáncer ginecológico más frecuente.

Sabemos que el cáncer, cuando se detecta a tiempo, es una enfermedad tratable y de rápida recuperación; de manera que tenemos que insistir en las medidas de detección temprana.

La primera de ellas es el auto examen mamario, el cual debe realizarse dos veces al mes (con el periodo menstrual y 15 días después). Esta es una técnica que debemos inculcar en nuestras mujeres y propiciar que las madres entrenen a sus hijas en la misma desde la etapa de la pubertad.

El ultrasonido mamario, emerge como la segunda arma de detección temprana con la que podemos diagnosticar lesiones minúsculas, y caracterizarlas de tal manera, que nos sugieran su potencial maligno.

 

Temas Relacionados

Infomación Sexual