20,183,729 Páginas vistas Escríbanos Mapa
A A A
Glosario
Búsqueda

123

Artículo de la Semana
IMPLANTES DE SENO

Los senos son el símbolo sexual por excelencia, y en estas épocas de cambio e igualdad y a pesar de tantas modas e ideologías unisex persisten como la única diferencia entre la silueta masculina y la silueta femenina, y no solo persisten, sino que en los últimos años se ha popularizado la idea que "entre más grandes mejor".

Recordemos que los implantes de mama se idearon para aquellas mujeres victimas del cáncer de mama, que habían perdido una o ambas glándulas mamarias, pero ante la nueva concepción de belleza femenina, muy pronto se utilizaron en todas la mujeres con fines eminentemente estéticos.

Esta es una cirugía altamente segura, sencilla y que a diferencia de otros procedimientos estéticos, el resultado es sumamente satisfactorio, porque se consigue un aspecto natural, con heridas pequeñas que casi siempre quedan disimuladas por el pliegue del seno.

A pesar de que es un procedimiento altamente seguro, siempre se tienen que tener algunos cuidados, y precauciones, entre ellos la selección del tipo de paciente. Así no es recomendable realizar esta cirugía en mujeres que se encuentran en el periodo de lactancia, y tampoco en aquellas mujeres adolescentes, sobre todo si no han terminado el desarrollo.

Hace unos años circuló la noticia que los implantes frecuentemente provocaban fuertes y deformantes complicaciones, es necesario insistir que eso no es cierto, hoy sabemos que las diferentes prótesis de agua, suero o silicona son sumamente seguras, colocadas, claro esta, en manos de un experto.

Los implantes del seno no aumentan ni propician la aparición del cáncer de mama, además permiten el uso de la mamografía, que es una de las armas mas usadas en el diagnóstico temprano del cáncer de mama.

Otra gran ventaja de los implantes del seno es que no alteran los mecanismos de la lactancia, de manera que la madre puede tener la seguridad que tanto la cantidad como la calidad de la leche se mantienen integras.

En la esfera sexual, esta cirugía no afecta los diferentes nervios del seno, y sobre todo los del pezón lo que le permite a la mujer seguir disfrutando de su vida sexual y de la estimulación mamaria.

En cuanto al tamaño de las prótesis, hoy esta claro que es un asunto estrictamente personal donde impera el gusto de la paciente, y solo en los casos en que se deseen tamaños muy voluminosos se requerirán varias cirugías.

Algunas personas cuestionan este procedimiento alegando que revela fuertes problemas en la autoestima y en la aceptación de la imagen corporal femnina, sin embargo, ante esas visiones castrantes se impone el respeto característico de una sociedad pluralista.

 

Otros Artículo de la Semana

Infomación Sexual