20,209,008 Páginas vistas Escríbanos Mapa
A A A
Glosario
Búsqueda

Bookmark and Share

Para esas mujeres que olvidan
INYECCION MENSUAL MESIGYNA

Una vez al mes

Con el descubrimiento de los gestágenos orales, que son las sustancias que componen las Pastillas Anticonceptivas, se comenzaron a idear nuevas formas de administrar estos preparados evitando la vía digestiva.

Se pensó, sobre todo, en aquellas mujeres que tenían alteraciones a nivel gástrico o, lo que es más común, la mujer olvidadiza que no logra recordar la toma diaria de la píldora.

 


INYECCIÓN MENSUAL COMBINADA

Este producto es relativamente nuevo, sin embargo en muy poco tiempo se ha convertido en un método de utilización masiva. Contiene los mismos tipos de hormonas de las pastillas anticonceptivas combinadas, pero su presentación es inyectable.

¿Cuál es el nombre correcto para referirse a esta inyección?

Este medicamento es conocido como la inyección mensual, y muchas pacientes se refieren a él con el nombre comercial. Aunque hay varias inyecciones mensuales, Mesigyna es probablemente la más conocida. También se utiliza Yectames y Topasel, que son medicamentos similares pero con diferentes componentes.

Con el fin de facilitar la lectura, a lo largo de este tema nos referiremos a este método anticonceptivo con el nombre que nos parece más conocido: Mesigyna.

¿Cuáles son los componentes de la Mesigyna?

Al igual que las pastillas anticonceptivas combinadas, esta inyección mensual está preparada con las dos clases de hormonas femeninas más importantes: los estrógenos (Valerinato de Estradiol) y la progesterona (Enantato de Noretisterona), las cuales tienen un efecto anticonceptivo sumamente alto. La gran ventaja de la Mesigyna es que el componente de estrógenos es natural lo cual probablemente representa una enorme ventaja para el organismo

¿Cómo funciona la Mesigyna?

Esta inyección ejerce su efecto en tres niveles. Por un lado, impiden la ovulación; por otra parte, vuelven más espesas e impermeables las secreciones del cuello de la matriz, con lo cual se impide el paso de los espermatozoides y, algunos creen que además adelgazan la capa interna de la matriz.

¿Es efectiva la Mesigyna?

Teóricamente, esta inyección es 99,9% efectiva; es decir, la mujer que se inyecta de la manera adecuada, está protegida por completo de un embarazo.

Este nivel de protección anticonceptivo rara vez se consigue en la realidad porque, con frecuencia, las mujeres olvidan aplicarse a tiempo la inyección. Esto ocasiona que, en la práctica, se presenten fallas hasta de tres embarazos por cada cien mujeres durante un año.

¿Cuándo se inicia el efecto anticonceptivo?

Este tipo de inyección tiene la ventaja de que su efecto protector ante el embarazo, se produce a partir del momento en que se inyecta la primera dosis, si se aplicó el primer día menstrual. También se puede empezar entre el segundo y quinto día de la regla, pero en ese caso se recomienda utilizar adicionalmente un método de barrera durante los siete primeros días después de la inyección.

¿Cuáles factores disminuyen la efectividad de la Mesigyna?

Este preparado inyectable es muy efectivo. Sin embargo, su efecto anticonceptivo se ve francamente alterado en dos condiciones:

  • Olvido o retraso en la aplicación
  • Uso concomitante de medicamentos que disminuyen su poder contraceptivo

¿Cuáles efectos secundarios puede provocar esta inyección?

Al igual que cualquier otro medicamento, la Mesigyna puede provocar diversos efectos secundarios. Afortunadamente estos ocurren en muy pocas pacientes y, cuando se presentan, suelen ser leves o transitorios.

Durante la inyección o inmediatamente después, puede haber reacciones de corta duración, como tos, dificultad para respirar o cosquilleo en la garganta, las cuales se pueden evitar inyectando lentamente el medicamento.

¿Cuáles son los efectos secundarios más frecuentes?

La experiencia anecdótica señala que los efectos secundarios más frecuentes son los trastornos menstruales. Estos pueden variar desde un escaso manchado entre una regla y otra, hasta la ausencia de una o varias menstruaciones. En algunos raros casos, se pueden presentar sangrados profusos. Por lo general, estas alteraciones ceden espontáneamente y rara vez necesitan atención. Sin embargo, es fundamental consultar de inmediato.

Me inyecté por primera vez la Mesigyna el primer día de la regla, hace dos semanas, y hoy me vino nuevamente la menstruación.

Es usual que, cuando se aplica la primera dosis de Mesigyna, se presente un sangrado vaginal en los siguientes quince días. Con las inyecciones subsiguientes, los ciclos menstruales aparecerán en intervalos de treinta días.

¿Cómo debo aplicar la Mesigyna: durante la menstruación o cada mes?

Esta es una confusión muy común. Idealmente, la primera vez que una mujer se aplica la Mesigyna debe hacerlo durante el primer día menstrual.

Las siguientes inyecciones deben aplicarse treinta días después, aun cuando no coincida con el período menstrual. Es usual que durante los primeros meses la regla se adelante.

La ausencia de sangrado un mes después de la aplicación de la Mesigyna, debe motivar a la paciente a consultar para que se descarte un embarazo (aunque esto es raro).

COMPLICACIONES

¿El uso de la Mesigyna puede presentar complicaciones?

Toda inyección anticonceptiva requiere una evaluación y un control médico cuidadoso para su prescripción; de lo contrario, se pueden presentar las complicaciones. Debe recordarse que esta inyección tiene el mismo tipo de componentes que las pastillas, por lo cual pueden ocurrir complicaciones similares.

CONTRAINDICACIONES

¿Cuáles pacientes no deben utilizar la Mesigyna?

Como los anticonceptivos son medicamentos que deben ser recetados por un médico, este decide cuáles pacientes no pueden usarlos. Lamentablemente en muchos países estas inyecciones se venden sin receta, y esto puede ser muy peligroso para la mujer que se automedica.

SITUACIONES ESPECIALES

¿Cuáles riesgos asume una mujer embarazada si se aplica la Mesigyna?

Este medicamento no se puede utilizar en mujeres embarazadas, porque se desconoce su efecto en el niño y en el curso del embarazo. Por eso, antes de prescribir este tipo de anticonceptivo es fundamental descartar un embarazo.

Si la paciente no ha menstruado o tiene un atraso menstrual, se debe realizar la prueba de embarazo. Si en el lapso del mes posterior a la inyección no se presenta el sangrado, se debe pensar en la posibilidad de un embarazo y no se debe aplicar una nueva inyección hasta efectuar las pruebas respectivas.

¿Se puede usar la Mesigyna durante la lactancia?

Estas inyecciones pueden cambiar la composición de la leche materna y hasta disminuir su producción. Además, se sabe que el compuesto activo puede pasar al niño y, en algunas ocasiones, incluso podría alterar el hígado del infante. Esto es particularmente posible en los primeros siete días de edad.

Por estas dos razones, no es recomendable usar Mesigyna durante la lactancia. Por fortuna, existe otro tipo de anticonceptivos para el período de amamantamiento .

¿Se puede usar la Mesigyna después del parto?

El médico debe valorar si esta inyección se puede utilizar después del nacimiento. En términos generales, la mujer la tolera muy bien después del parto o de una cesárea. Sin embargo, solo se puede indicar si no está lactando; de lo contrario, se tendría que emplear otro tipo de inyecciones.

¿Qué procede si una mujer se aplica varias inyecciones de Mesigyna el mismo día?

Afortunadamente es infrecuente una sobredosis con este medicamento. En el raro caso de que suceda, se debe consultar de inmediato al centro médico más cercano.

¿Cuántas mujeres dejan de usar al tiempo la Mesigyna?

Según lo ha reportado la Organización Mundial de la Salud, cerca del 60% de las mujeres continúa usando este método después del primer año. Esto indica que es muy aceptado.

REVERSIBILIDAD

¿Cuánto tiempo después de no inyectarse se puede pedir un embarazo?

En general, transcurridos dos meses después de la última inyección de Mesigyna, se recupera la capacidad de concebir. Pero, si al pasar este lapso no se ha restablecido el patrón menstrual normal, procede una evaluación médica.

¿Es cierto que, si se utiliza la Mesigyna por tiempo prolongado, se debe suspender por uno a tres meses para que el cuerpo descanse?

La inyección mensual se puede utilizar durante largos períodos. No requiere de un lapso de descanso ni de pausa porque el cuerpo la tolera muy bien, excepto si el médico indica lo contrario.

¿Es cierto que la Mesigyna provoca esterilidad si se usa durante mucho tiempo?

De ninguna manera. La Mesigyna no altera la fertilidad femenina.

INTRUCCIONES PARA USO

La Mesigyna se acompaña de un prospecto amplio que aclara la mayoría de las dudas. Además, en la consulta se instruye a la paciente sobre los aspectos más importantes de su uso. A continuación, destacamos algunos conceptos de utilidad para la pareja que ha seleccionado este método anticonceptivo:

  • Esta inyección debe aplicarse por vía intramuscular profunda, preferiblemente en la nalga, aunque también se puede aplicar en el brazo. Es recomendable aplicarla con una técnica en Z o colocar un esparadrapo en la zona inyectada, para evitar el reflujo de la solución.
  • Estas inyecciones por lo general se aplican el primer día de la regla, y luego cada treinta días (entre 27 y 33 días). Si una aplicación se atrasara más de 33 días, el efecto anticonceptivo sería dudoso.
  • Las inyecciones subsiguientes no necesariamente se aplican durante el período menstrual sino, como se señaló, cada treinta días.
  • La inyección se debe aplicar respetando de manera estricta los intervalos. De lo contrario, disminuye el efecto contraceptivo.
  • La ausencia de sangrado un mes después de la aplicación del medicamento, debe motivar a la paciente a consultar para que se descarte un embarazo (aunque esto es raro).
  • Es común que, después de la primera aplicación, se presente un sangrado en los siguientes quince días; pero el patrón menstrual se normalizará con las dosis subsiguientes, es decir, el sangrado se presentará en intervalos de 30 días.
  • La Mesigyna debe ser prescrita por un médico después de realizar una serie de exámenes que le permiten determinar la tolerancia del cuerpo a este anticonceptivo.
  • Mientras la mujer utiliza la Mesigyna, debe acudir a consultas médicas periódicas.
  • Es indispensable preguntarle al médico cuándo comienza el efecto anticonceptivo de la Mesigyna.
  • Si se desconoce el momento en que se inicia el efecto anticonceptivo, es mejor usar el preservativo durante el primer mes.
  • Con el control médico adecuado, la Mesigyna se puede emplear por largos períodos sin necesidad de suspenderla cada cierto tiempo.
  • La Mesigyna debe inyectarse mes a mes para que funcione como anticonceptivo. No funciona si se aplica esporádicamente o solo el día en que se mantienen relaciones sexuales.
  • Si se olvida una dosis, debe consultarse de inmediato con el médico.
  • Si la mujer se embaraza mientras utiliza la Mesigyna, es muy probable que el niño no corra ningún riesgo.
  • La Mesigyna se debe suspender de inmediato si la mujer sospecha que está embarazada.
  • Si la mujer requiere reposo por varios días, ya sea por una cirugía, la colocación de un yeso o por algún traumatismo, debe indicarle al médico que utiliza la Mesigyna. Probablemente él optará por retirarla.
  • Es necesaria una valoración médica si se presentan sangrados abundantes, molestias o efectos no deseados.
  • Debe evitarse la automedicación. La Mesigyna no se debe recomendar ni regalar, porque no necesariamente la tolerarán otras mujeres.
  • Cada vez que consulte con un médico o le prescriban un medicamento, la mujer debe mencionar que está utilizando la Mesigyna.
  • Si a la mujer le recetan antibióticos, debe consultar. En la mayoría de los casos, el médico indicará el preservativo por el tiempo que dure el tratamiento y los veintiún días subsiguientes.

RAZONES PARA SUSPENDER EL MÉTODO

¿En cuáles situaciones se debe suspender el uso de la Mesigyna?

La Mesigyna es un anticonceptivo muy noble, pero en algunas personas puede provocar trastornos importantes. Por eso debe ser indicada por un médico, y es indispensable que la paciente acuda a un control periódico y consulte de inmediato si se presenta alguna molestia o duda.

Algunas de las condiciones en las que se debe suspender su uso y consultar inmediatamente con el médico. Entre ellas figuran: dolor de cabeza, piernas, pecho y abdomen, dificultad para hablar o respirar y visión borrosa.

 

Infomación Sexual